IBERIA NATURA

Dicen que hace muchos años, una ardilla podía cruzar la península Ibérica de lado a lado sin bajarse de los árboles. Eso hoy en día, a cambiado bastante.
Pero tenemos la satisfacción de contar con el país de mayor biodiversidad de flora y fauna de todo el continente europeo.
Más del 12% del territorio español está protegido por alguna denominación como Parque Nacional, Parque Natural, Reserva Natural, Paisaje Protegido, etc. Eso supone la protección de más de 6 millones de hectáreas terrestres y más de 254000 hectáreas marinas.
Es maravilloso caminar por alguno de estos espacios y observar el vuelo de un águila imperial; el ruido de un arroyo precipitándose por una cascada; el escándalo de la berrea producida por el celo del ciervo; el cambio de color de los hayedos en otoño...
Por todo esto y más, me lancé a crear este blog, para que a las personas que les guste caminar y observar la fauna y flora, sepan donde están los rincones naturales más bellos de este increible país de contrastes.
NO SOLO LOS HOMBRES HABITAMOS ESTE PLANETA.
¡¡¡CUÍDALO!!!



24 junio 2010

MOMENTOS LOBO IBÉRICO

Los vídeos que mostramos a continuación, son partes de la vida diaria del mayor depredador de nuestra península, el lobo ibérico (Canis lupus signatus).

Gracias al inmenso trabajo de divulgación de varios naturalistas, y sobre todo, de Félix Rodríguez de la Fuente, el lobo ibérico convive hoy con nosotros.

Él fue quien nos concienció de la importancia del lobo en nuestro país; fue quien nos enseñó a apreciarlo y, lo más importante, a respetarlo.

Y es que desde tiempos inmemoriales, el hombre y el lobo son especies irreconciliables.

En un principio, ambos cazaban presas para alimentarse. Incluso el hombre domesticó a algunos lobos, y hoy en día, sus parientes están considerados el "mejor amigo del hombre", el perro.

Pero desde que el hombre comenzó su actividad ganadera, la guerra se inició.

Y mucha parte de la culpa de la enemistad del hombre y el lobo, viene de las leyendas y cuentos antiguos que culpan al cánido del secuestro y muerte de miles de cabezas de ovejas, y, de ataques hacia el propio hombre.

Pero hoy, todo esto va cambiando. Tenemos la cierta concienciación de que el lobo debe vivir en paz con los humanos. Incluso la administración arrima el hombro, pagando a los ganaderos por cada muerte de un animal de su propiedad, siempre y cuando se demuestre que ha muerto por la dentellada de éstos cánidos salvajes. En la actualidad, el lobo ibérico se va expandiendo poco a poco por toda la geografía española, reconquistando antiguos terrenos.

Después de haber estado al borde de la extinción, el precioso y "temido" aullido del lobo vuelve a resurgir en nuestra península.

Los vídeos están grabados en la zamorana sierra de la Culebra, el lugar de mayor densidad lobuna de Europa Occidental.

Quiero agradecer profundamente, a todos los naturalistas y amantes de la naturaleza, que se dejan muchas horas en el medio natural, a la espera de algún animal (sobre todo los que viven en completa libertad, como los de los siguientes vídeos), bien para fotografiarlo, bien para filmarlo. Hasta el último de vuestros segundos, merece la pena. Gracias.

En el primer vídeo, vemos como una loba "alfa", participa en los juegos de algunos lobeznos.

video

En el segundo vídeo, observamos, aparte de una de las áreas de la sierra de la Culebra donde viven en paz muchos ejemplares lobunos, un macho "alfa" inspeccionando la zona.

video

Imágenes cedidas por Antonio Herrero Carretero, autor de los vídeos.

08 junio 2010

NACIMIENTO del RÍO CASTRIL

Aprovechando que el 1 de Mayo es festivo, y que este año caía Sábado, decidimos irnos a pasar el fin de semana al parque natural de la sierra de Castril.

Ese Viernes ya nos esperaba una bonita casa rural, y poco a poco, los componentes del viaje iban llegando a ella una vez que acababan sus trabajos.

El Sábado, después de pocas horas de sueño (como consecuencia de la noche anterior de "chikirrikis" varios y demás), nos dirigimos hacia el granadino pueblo de Castril, para realizar el itinerario del nacimiento del río Castril.

Esta excursión dá comienzo en el denominado Cortijo del Nacimiento, donde acaba la pista forestal que discurre en paralelo al Castril.

Comenzamos nuestro recorrido en el panel informativo de diversas rutas que comienzan en este punto. Justo enfrente de éste panel, avanzaremos por debajo de la tubería de agua que se dirige hacia la central eléctrica.

El sendero es claro y no tendremos ninguna dificultad para seguirlo en ningún momento. Algún hito de madera con una flecha blanca, nos indicará el recorrido correcto si tenemos dudas. Hemos de reseñar que todo nuestro recorrido es el mismo que para realizar el itinerario del barranco de la Osa.

Dicho sendero transita al principio en paralelo a una valla metálica que se queda a mano izquierda. Agracejos, majuelos y bojes nos acompañarán en este primer tramo de nuestro recorrido.

Unos minutos después y ya sin la citada valla, llegaremos a un mirador natural en el que se divisa el barranco de Túnez, cuyo final es una impresionante brecha en la roca caliza, objeto de deseo de muchos barranquistas, máxime cuando el caudal de agua (ya que la mayor parte del año está seco) es el apropiado, con una cascada final de unos 30 metros.

Seguimos nuestro itinerario y después de un breve descenso, llegamos por vez primera al cauce del río Castril, donde se ubica un cruce de caminos. Nuestro itinerario sigue de frente. A la izquierda se sitúa el puente que cruza el río Castril, y que si lo atravesáramos, un sendero nos llevaría a la cumbre del pico Empanadas, la cima más alta del parque natural de Castril y el de Cazorla, Segura y las Villas, que ambos comparten.

También por el mismo sendero, nos llevaría hasta el barranco de la Osa, realizando un recorrido circular hasta enlazar con el recorrido que nosotros llevamos.

Buen sitio para descansar un rato y contemplar el lecho fluvial del Castril. Sargas y mimbreras son los dominadores del bosque de galería. También es el hábitat de la nutria.

Reanudamos la marcha, pasando al lado de algunos paneles explicativos sobre la sierra de Castril. Unos minutos después, el sendero se bifurca. A la derecha, nos llevaría a los prados del Conde, donde existe un refugio.

Nosotros tomamos el sendero izquierdo, y que en pocos minutos alcanza una conducción de agua.


Al principio, dicho canal lo llevaremos a mano derecha para pocos minutos después atravesarlo y llevarlo a mano izquierda, caminando por un estrecho sendero.


Minutos después llegamos al azud que se construyó para la canalización del agua por la que metros anteriores hemos caminado junto a ella y que finaliza en la central eléctrica. Esta es una de las 20 presas, azudes o diques que la organización ecologista WWF ha propuesto eliminar, dentro de su programa "Liberando ríos", por su tremendo impacto ambiental dentro del espacio natural protegido de la sierra de Castril, ocasionando este azud un efecto barrera, siendo la trucha la especie más perjudicada.




Seguimos nuestro trayecto, siguiendo la senda que en pocos minutos comenzará a ascender.




Unos metros más arriba, empezaremos a oir el rumor del agua, percibiendo el nacimiento del río muy cerca.

Y no nos equivocaremos, ya que detrás de un panel informativo sobre el nacimiento del río Castril, observaremos como brota el agua por diversas surgencias en la roca. Éste es el lugar donde nace el Castril.

Este nacimiento es un manantial kárstico, formado por la erosión del agua a la roca caliza formando galerías y canales, hasta que la altura del agua llega a estas surgencias de la roca y brota por ellas.

Y es aquí donde acaba nuestra excursión al nacimiento del río Castril. La vuelta es por donde hemos venido.

Podemos bajar al pie del nacimiento para comprobar la pureza y frialdad de sus aguas.

Si siguiéramos la senda que sigue cuesta arriba, nos llevaría hasta el barranco de la Osa, y en un recorrido circular, acabaría en el puente sobre el Castril que visitamos anteriormente. Por este sendero circular, podremos observar ejemplares de tejos, quejigos y arces.

La excursión que hemos realizado es corta, sí, pero de una atronadora belleza, pudiendo contemplar diversos tipos de flora y sobre todo, de un paisaje espectacular que no tiene nada que envidiar a su vecina y famosa, sierra de Cazorla.

DATOS RUTA


Tiempo empleado >>> 46 minutos

ACCESO

Desde Castril, coger la carretera A-326 dirección Huéscar. Algo menos de 4 kilómetros después, abandonar la carretera cogiendo un camino asfaltado a mano izquierda que nos indica al parque natural de la sierra de Castril.

Bastante menos de 1 kilómetro después, tomar el camino asfaltado de la derecha, que también está indicado.

Seguir por este camino casi 1 kilómetro, donde termina el asfalto y el camino se transforma en una pista de tierra.

A partir de ahora, tendremos que seguir la pista forestal durante prácticamente 10 kilómetros, circulando despacio para no perder detalle alguno del paisaje del lugar, como por ejemplo, unas buenas vistas del pantano del Portillo.

Atravesaremos los barrancos Martín, Oscuro, de Pedro García o Fuente Pedro García y de la Pólvora y un arroyo estival o barranco antes de atravesar por primera vez el río Castril, por el puente de Lézar.

Una vez estemos en la izquierda del Castril, atravesaremos en tres ocasiones un arroyo estival o barranco, los barrancos de Calarejo, de los Ceniceros, del Charcón o de la Ascuílla o de Sopalmo, dejando a mano izquierda el camino que se dirige hacia la cerrada de Lézar, dejando a la derecha el complejo turístico de El Cortijillo (con camping y restaurante) y dejando a mano izquierda el camino que se dirige hacia la cerrada de la Magdalena, inmediatamente antes de volver a cruzar el río Castril, por el puente de Pino Hermoso.

Ahora, circulamos a la derecha del Castril, atravesando los barrancos de las Canalejas (donde existe un sendero circular que desemboca más adelante por la misma pista que transitamos, y que recorre los barrancos de las Canalejas y Hoyos del Moreno), del Picón y Hoyos del Moreno o arroyo Juan Ruiz, justo antes de llegar a Cortijo del Nacimiento, lugar donde dejaremos nuestro vehículo.